En Argentina, se determinó que el último viernes  de agosto de cada año se conmemore el Día del Auxiliar de Educación con el propósito de reconocer la labor de quienes brindan día a día su trabajo comprometido y responsable, abriendo las puertas de escuelas, colegios y centros educativos, manteniendo los edificios, y sirviendo el desayuno, el almuerzo o la merienda a los alumnos, entre otras tareas.

Ellos son los primeros que llegan cada día a las escuelas y los últimos en irse, siempre acompañando a los chicos y son un componente fundamental de la comunidad educativa, que cumplen un rol imprescindible y cuyo esfuerzo generalmente no es tan considerado.

Desde SOEME destacamos y valoramos el aporte de cada uno de las trabajadoras y trabajadores y asimismo agradecemos el compromiso que cotidianamente demuestran en la realización de sus tareas.

FELIZ DIA, A TODAS y TODOS LOS AUXILIARES DE LA EDUCACIÓN Y A LOS INTEGRANTES DE LA FAMILIA SOEME!!!