Porque son una parte esencial en la educación de nuestros chicos, chicas y no tan chicos. Porque cada día los reciben con los brazos abiertos y están ahí mucho antes de que ellos lleguen. Porque a la escuela no solo se va a estudiar, se va a educar y ahí están ustedes.
Por todo eso y mucho más, porque sabemos que sin ustedes la escuela no sería lo mismo, queremos saludarlos en su día, darles un abrazo desde el alma y decirle gracias por todo lo que hacen por nuestros pibes y pibas.
Sabemos que es un momento especial, que nos impide estar juntos para reconocérselos personalmente, pero estamos seguros de que cuando esto pase habrá oportunidad de hacerlo.
Gracias!!!